Marruecos

En febrero visitamos Marruecos. Era un viaje que tenía pendiente desde hace mil años porque es de esos lugares que al estar tan cerquita de España siempre dejas para luego. Fue un viaje increíble en el que viajamos de Marrakech al Sahara. A pesar de que mi novio y yo solemos viajar y descubrir los lugares por nuestra cuenta, en esta ocasión contratamos a un guía que nos recomendaron mucho.

AÏT BEN HADOU

Marruecos4


IMG_0186[1]

Marruecos6

IMG_0373

 

Marruecos7

IMG_0376

IMG_0375

IMG_0189[1]

Hay que tomar en cuenta que el camino de Marrakech al desierto de Merzouga es de aproximadamente unas once o doce horas en coche. Una parada imprescindible es en la Kasbah Aït Ben Hadou. Es una fortaleza bereber que se encuentra nada más cruzar el Atlas. Vale muchísimo la pena entrar, caminar por sus calles y subir para ver las vistas. El paisaje es muy parecido de principio a fin, así que prepárate para ver siempre lo mismo durante horas y horas. Varias paradas y muchos tés de menta después se llega a la Garganta del Dades. Una montaña con una carretera impresionante. Hay que tomar en cuenta el clima, al menos en febrero hacía bastante frío y mucho viento, yo confieso que no iba preparada para esas temperaturas.

 

DESIERTO

 

IMG_0374

IMG_0381

IMG_0382

IMG_0197[1]

IMG_0204[1]

IMG_0198[1]

IMG_0396

IMG_0202[1]

 

En la zona del desierto hay un pueblo con gente bereber. De ahí parten los camellos que cruzan las dunas y te llevan a las jaimas que son una especie de tiendas de campaña donde solían vivir los bereberes. Para mi ir en camello (dromedarios mejor dicho) fue una experiencia increíble. Eso sí, si te agarra anocheciendo como a nosotros te quedas muerto de frío, menos mal que al llegar te reciben con té de menta. Por la noche después de cenar se anima la cosa y tocan música típica bereber. Al otro día te despiertan para ver el amanecer, nosotros no tuvimos suerte ya que la noche anterior había caído una tormenta y estaba muy nublado. De todas formas es increíble la sensación de libertad y paz que se siente al ver la inmensidad del desierto, ¡vale muchísimo la pena!

MARRAKECH

IMG_0208[1]

Como yo creo que una ciudad se conoce desde sus calles, vale mucho la pena probar la comida en la plaza de Jemaa el Fna. Venden un poco de todo: tanjia de cordero, ensaladas, berenjenas, pinchos morunos, harira (sopa típica buenísima), lentejas, cuscús y alguna que otra cosa más. Por cierto, no dejes de tomarte un jugo de naranja en la plaza, está buenísimo y solo cuesta 4 dirhams. ¡Todo está muy rico, recomendable y súper barato! Eso sí, si tienes el estómago un poco delicado dicen que hay que tener un poco más de cuidado. Aquí te puede costar una comida unos 50 dirhams y comiendo en restaurantes los platos pueden duplicar o triplicar su precio.

IMG_0215[1]

IMG_0244[1]

IMG_0217[1]

Es impresionante la Medina, que es la parte antigua del centro de Marrakech. Es muy fácil perderse, pero muy divertido y emocionante a la vez. Las calles son muy estrechas y pasan al mismo tiempo motos, bicicletas, niños corriendo, gatos, turistas con maletas y abuelos con bastones. ¡Una verdadera locura! Lo mejor es dejarse llevar con la gente y que las bicis y las motos te esquiven, que ellos controlan el tema.

Si te das un paseo por el zoco estate atento porque hay gente que vive de engañar a los turistas y se hacen pasar por jardineros o cocineros de tu hotel. El objetivo es llevarte a locales donde supuestamente te hacen descuento y luego te piden dinero por ello. Nosotros caímos la primera vez pero ya la segunda, ¡na nai! En cuanto al regateo yo soy muy mala, lo bueno es que a mi novio se le da bien, así que logramos comprar algunas cosas más baratas del precio inicial.

IMG_0391

IMG_0397

IMG_9199[1]

 

En la ciudad puedes conocer la Madrasa Ben Youssef que es una antigua escuela donde los niños aprendían a leer el Corán. El sitio es pequeño pero precioso, vale la pena verlo.

 

IMG_0393

IMG_0395

IMG_0394

 

Si te gusta la moda, el diseño, el arte y los cactus tienes que visitar los jardines Majorelle. Es un lugar súper bonito que restauró el diseñador Yves Saint Laurent dándole un estilo particular donde predomina el azul añil, el rojo y el amarillo mezclados con el verde de la naturaleza. ¡Precioso!

 

IMG_0232[1]

IMG_0229[1]

 

En cuanto al hospedaje lo mejor es dormir en un riad, que son antiguas casas con patios centrales. Nos recomendaron algunos pero no tenían disponibilidad, salvo en el Riad Maïalou que era el que menos nos llamaba la atención porque parecía estar lejos de la plaza Jemaa el Fna. Pero nos llevamos una gran sorpresa, no está nada lejos y el lugar es precioso. Tiene un patio central con naranjos, muy bonito, y también arriba tienen una terraza para el buen tiempo. La decoración me encantó y la atención que recibimos fue inmejorable. Dormimos al principio en la habitación Kenza y las dos últimos días en Amaïa, ¡las dos súper bonitas!

Si vas poco tiempo te recomiendo que busques a Hassan de Sahara viaje 4×4. Él y sus compañeros hacen rutas por todo Marruecos. El punto positivo es que te lleva a muchos lugares y se conoce las rutas perfectamente, hace que te sientas seguro todo el tiempo y no tienes que conducir. Además de que Hassan es muy buena onda y habla perfecto español. El punto negativo es que te lleva a comer a muchos lugares llenos de turistas y eso a mi no me acaba de gustar. Dice que es mejor porque él conoce los lugares donde preparan bien la comida y son limpios. Pagas lo mismo que una comida en Madrid y no son sitios espectaculares. Todo es cuestión de tiempo, gustos y comodidad.

En resumen es un país que vale muchísimo la pena conocer, los paisajes, su gente, los colores de película, sus olores a especias y los sabores de su comida son impresionantes. Es un viaje más que recomendable. ¡Vayan!

HOME

8 comentarios

  1. Me ha encantado el post ?

  2. Me alegro muchísimo!! Gracias por leerme bombón!! 🙂

  3. Me encantaron las fotos!!

  4. Mil gracias neni!!! Tenía mil y no sabía cuáles meter jaja qué bueno que te gustaron!! LOVE YOU!!

  5. Alma de Aguirre dice:

    Que ganas de visitarlo nada más con leerte !!!

  6. Verdad!!? 🙂

  7. Espero poder a Marruecos antes de dejar Europa, estamos planeando ir en Febrero del próximo año, todo se ve tan enigmático y colorido. Me encanta!

  8. Es verdaderamente una experiencia!! Ojalá puedas ir!! Desde España sale muy barato, a nosotros nos costó como 50 euros el vuelo, y si lo buscas con tiempo lo puedes encontrar hasta por 30 euros. Muchos besos!!

Los comentarios están cerrados.